Rejuvenecimiento Facial – Ritidoplastia

Su objetivo es corregir tanto las arrugas como la flacidez de la piel y los músculos en la cara y el cuello. Dependiendo de cada paciente se pueden operar solo las mejillas, por ejemplo en pacientes con poca flacidez y relativamente jóvenes, o mejillas y cuello en aquellos en los que hay un compromiso mayor; en los casos en que la flacidez esta generalizada en el rostro se opera mejillas, cuello y frente. El nombre técnico de este procedimiento es Ritidoplástia y puede acompañarse de la cirugía de parpados o Blefaroplástia, generalmente es ambulatoria y con las técnicas nuevas la recuperación es rápida y el resultado final es un rostro con menos signos de envejecimiento, firme y con un contorno definido.